Una pequeña picadura de garrapata puede hacer que la vida de una persona cambie completamente, esto si llega a desarrollarse la enfermedad conocida con el nombre de Lyme, la cual quizás no es muy letal, pero si no se detiene a tiempo puede dejar muy afectadas a las personas, se puede convertir en su peor enemigo.

Enfermedad de LymeCuando te pica o muerde una garrapata que se encuentra infectada, entonces comenzará la infección en la persona, esta comienza con algunos síntomas que verdaderamente son molestos, entre ellos podemos hacer mención de los dolores del tipo muscular, fuertes dolores en las articulaciones, un cuadro de fatiga crónica, fiebre, se afecta la vista, problemas en el movimiento, mareos, náuseas, dolores de cabeza insoportable, etc… una gran cantidad de males que ni te puedes imaginar, todos estos hacen que las personas se sientan extremadamente afectados.

La clave es un diagnóstico temprano

Imagínate que hasta un 60% de las personas que han sido picadas por una garrapata no se dan cuenta de ello, sino que hasta que comienzan a aparecer los síntomas es que comienzan a sospechar que algo anda mal, y hay muchos pacientes que ni siquiera comentan al médico lo de la garrapata, porque creen que esto no tiene nada que ver con lo que están padeciendo.

Para que la bacteria no se convierta en algo crónico para la vida de la persona, la clave es que se pueda hacer un diagnóstico temprano, y que se brinde un tratamiento basado en antibióticos.

Al momento de quitarse la garrapata que está picando el cuerpo, no se debe de echar gasolina, ni apagar un cigarro en la herida, ni mucho menos echar aceite, porque al hacer estas cosas solo aceleramos la introducción de las bacterias en nuestro cuerpo. Es una enfermedad muy delicada a la cual hay que prestarle atención.